Galletas de garbanzos. VARIANTES

¿Llegasteis a probar las galletas de garbanzos y chocolate?

Si no lo habéis hecho aun, animaros, repetiréis seguro. Y si ya las habéis probado, os vamos a dejar unas variantes de estas mismas manteniendo siempre la misma base, los garbanzos. A nosotros estas galletas nos encantan, y cada vez que las hacemos vamos cambiando uno de los ingredientes para hacerlas algo distintas. Pero es que las hagas como las hagas, siempre están buenas.

Galletas de garbanzos básicas:

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 60 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 90 g de harina de repostería (o harina normal/integral + 1 cucharadita de levadura química)

Galletas de garbanzos + semillas variadas:

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 60 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 90 g de harina de repostería (o harina normal/integral + 1 cucharadita de levadura química)
  • 2 cucharadas grandes de semillas variadas (pipas de calabaza, sésamo, amapola…)

Galletas de garbanzos sin gluten:

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 60 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 90 g de harina de arroz

Galletas integrales de garbanzos y chocolate:

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 60 ml de Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • 75 gr de harina integral de espelta
  • 15 gr de harina de avena o avena molida
  • 100 gr de chocolate negro >85% para que tenga menos azúcar (en gotas o partido en trocitos pequeños)
  • 1 pizca de jengibre molido
  • 1 cucharadita de bicarbonato (o levadura en polvo)

Galletas de garbanzos + avena + dátiles:

  • 400 g de garbanzos cocidos
  • 60 ml de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 90 g de harina de avena 
  • 6 dátiles para endulzar, previamente hidratados 

Galletas de garbanzos + chocolate:

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 60 ml de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 90 gr de harina de repostería (o harina normal o integral + 1 cucharadita de levadura química)
  • 80-100 gr de chocolate negro (>75-85%)

Elaboración común Thermomix

Paso previo SÓLO PARA LAS DE CHOCOLATE. Echamos el chocolate en el vaso y lo troceamos 4 seg/vel 6. Reservamos.

  1. Ponemos en el vaso el AOVE y los garbanzos, lavados y escurridos, y trituramos 10 seg/vel 6.
  2. Añadimos la canela en polvo y la harina o la avena, si optamos por las galletas con avena, y mezclamos 40 seg/vel 4.
  3. Incorporamos el chocolate reservado (para las de chocolate) o las semillas (para las de semillas) y mezclamos 30 seg/vel 2.
  4. Precalentamos el horno a 180ºC.
  5. Con una cuchara, cogemos porciones del tamaño de una nuez, hacemos una bola y aplastamos con la mano. Vamos colocando sobre la bandeja del horno forrada con papel vegetal. Nosotros las hemos dejado más bien finas para que queden crujientes.
  6. Horneamos durante 30-35 minutos (en nuestro horno hemos puesto la función calor arriba y abajo con ventilación y la bandeja a media altura).
  7. Dejamos enfriar fuera del horno sobre la rejilla. Una vez frías, las guardamos en un recipiente hermético para conservar su textura crujiente.

Elaboración común Tradicional

  • Precalentar el horno a 180 ºC durante 10 minutos.
  • Si optas por incluir los dátiles, cúbrelos con agua y déjalos en remojo mínimo 30 minutos. Posteriormente, tritúralos con la batidora o con el robot de cocina hasta obtener una pasta más o menos homogénea (si con tu cachivache no puedes conseguir dicha pasta, ¡no te preocupes! Encontrar trocitos de dátil también mola).
  • Agregar los garbanzos y el AOVE y batir todo junto.
  • En un bol aparte mezclar la canela, las especias y la harina. Esta mezcla la iremos añadiendo poco a poco a la pasta que habíamos triturado de garbanzos, amasando con las manos hasta obtener una masa homogénea y que no se nos pegue a las manos.
  • Ayudándonos con una cuchara sopera, vamos cogiendo masa y haciendo bolitas del tamaño de una nuez, aproximadamente. Una vez hechas las bolitas, las aplastamos y las colocamos sobre la bandeja forrada con un papel vegetal apto para horno. Cuanto más delgaditas, más crujientes os saldrán.
  • Se hornean durante 30-35 minutos a 180ºC, nosotras hemos puesto también el ventilador porque nos gustan crujientes (como siempre os decimos, esto depende mucho de vuestro horno, de si tiene aire o no, de la potencia,… cuando las veáis doraditas ya podéis sacarlas).
  • Dejamos enfriar fuera del horno sobre la rejilla. Una vez frías, las guardamos en un recipiente hermético para conservar su textura crujiente.

¡De verdad! Ni os lo penséis…

Gallanzos19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s