Bizcocho de yogur y limón con AOVE

Esta receta la tenemos desde hace ya mil años, y es de una muy buena amiga. La hemos adaptado a los peques (menos azúcar y harina integral) y se parece mucho al bizcocho ideal para bebés en cuanto a ingredientes (la única diferencia es que no lleva fruta y tiene 1 huevo menos) y a que la medida va a ser el vasito de yogur. En nuestro caso, como lo hacemos casero, será la medida de nuestros vasitos de cristal.

Ingredientes

  • 1 yogur natural sin edulcorar
  • 1 medida de aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 1 medida de azúcar (integral de caña o blanca)
  • 1 sobre de levadura química
  • 3 huevos
  • Zumo y ralladura de 1 limón (recordad rallar SÓLO la parte amarilla, ya que la blanca amarga)
  • 3 medidas de harina integral
  • (Opcional) 1 pizca de bicarbonato

Preparación

Tradicional
  • Precalentar el horno mientras hacemos la mezcla (10min aproximadamente):
  • En la batidora batimos todo excepto la harina: yogur + AOVE + azúcar + levadura + huevos + limón.
  • Una vez tengamos una mezcla homogénea, se añade la harina preferiblemente tamizada con la ayuda de un colador para evitar grumitos indeseables. Además, así saldrá mucho más esponjoso. Mientras añadimos la harina no pararemos de remover con unas varillas, bien a mano o bien con las varillas de la batidora.
  • Al final podemos añadir una pizquita de bicarbonato para potenciar el efecto de la levadura.
  • En un molde apto para el horno ponemos un papel vegetal o papel de horno y echamos la mezcla. Si no tenéis papel, podéis untar el fondo y las paredes con aceite de oliva y espolvorear un poquito de harina para que no se pegue.
  • Hornear a 180º unos 30 minutos. Como esto depende de vuestro horno y del molde que escojáis, cuando pinchéis el centro del bizcocho con un cuchillo y salga totalmente limpio, es que el bizcocho ya está.
  • Dejar enfriar sobre una rejilla unos 10-15 minutos (así el aire sigue circulando y evitamos que se reblandezca la parte de abajo).

Variantes
  • Una vez echada la mezcla en el recipiente, podéis espolvorear azúcar por arriba, así la corteza superior quedará crujientita.
  • También podéis echarle gotitas de chocolate (si son con cacao superior al 75-85% mejor, ya que llevan menos azúcar), echarle nueces, almendras e incluso poner en el fondo del molde unas rodajas de piña natural.
  • Al finalizar el horneado, se puede decorar con azúcar glass, mermeladas, etc.
  • Como en el bizcocho para bebés, podéis sustituir esta medida por 1 plátano maduro + canela, y evitar así el azúcar por completo.
  • Podéis usar harina de trigo normal (Harina blanca). A nosotros nos está dando por hacerlo todo con harina integral ya que, como ya os dijimos aquí, los productos integrales nos ayudan a consumir más fibra e incluyen “el germen y el salvado, lo que provoca mejor salud intestinal y más saciedad, con la consiguiente mejora en prevención de sobrepeso o manejo de diabetes”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s