Los zumos de fruta (incluso caseros)… no son fruta

Imagen: Mi dieta cojea

Estando en Colombia nos aficionamos tremendamente a los jugos. En vez de agua, nos dejábamos deleitar por los jugos caseros que nos ofrecían de mango, lulo, granadilla, maracuyá, guanábana, tomate de árbol, uchuva, fresa, mora, etc, etc, etc. Y el aguapanela… ummmm… tanto fría como caliente.

Estar embarazada en España y estarlo en Colombia era totalmente distinto al entrar un bar y ver la carta de bebidas: en España me decantaba directamente por beber agua, ya que otras bebidas sin alcohol y sin gas contenían un nivel de azúcar que me parecía excesivo (incluidos los zumos de bote). Sin embargo en Colombia en cualquier establecimiento, en cualquier puestico en la calle, los zumos seguían siendo caseros. Siempre los pedíamos sin azúcar: “así son más sanos”, pensábamos.

Ahnnn… y fue al llegar nuestro peque y empezar a informarnos, que nos dimos cuenta de que los zumos caseros no eran tan buenos como pensábamos. Fue en un artículo de Mi dieta cojea donde nos dimos de bruces con la realidad: “al exprimir un zumo y no consumir toda su pulpa, perdemos una importante proporción de vitaminas y minerales, pero fundamentalmente de fibra, este contenido es crucial en la respuesta insulínica que se produce, ya que no se absorbe con la misma velocidad el azúcar de una fruta que el de un zumo”.

Además, en este artículo de Julio Basulto, lo ratifica diciéndonos: “los azúcares presentes en el zumo de fruta, aunque sea recién exprimida, se consideran azúcares libres, sospechosos de estar implicados en patologías crónicas. Los zumos, además, no estimulan la masticación, por lo que pueden provocar el incremento de peso”.

Si os interesa el tema, también os interesará el artículo “Los doce mandamientos de la ley del zumo (aunque sea casero) en niños” de Basulto, donde expone, en primer lugar, que “el zumo no debe introducirse en la dieta de los lactantes antes de los 12 meses de edad, a menos que esté justificado clínicamente”.

 

Anuncios

3 comentarios en “Los zumos de fruta (incluso caseros)… no son fruta

  1. Pingback: Zumo de naranja, manzana y zanahoria | Cus·Cus

  2. Pingback: ¿Quieres comer sano? Empieza mejorando tu despensa y tu nevera | Cus·Cus

  3. Pingback: Las listas de introducción de alimentos en bebés | Cus·Cus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s