El porteo

De: Canción de cuna: “EL PORTEO es una forma de llevar a nuestros hijos pegados a nuestros cuerpos, algo que el ser humano lleva practicando desde su propio origen y que nos permite tener un contacto mucho más estrecho con el bebé.

Los portabebés son elementos que nos permiten llevar a nuestro hijo cerca de nuestro cuerpo dejando nuestras manos libres para hacer otras tareas. Hoy día en España podemos encontrar portabebés de diferentes tejidos y tipos. Los hay preformados (mochilas) y sólo de tela (fulares). Las características que debe tener todo portabebés es que sea confortable para el bebé, práctico y cómodo para el porteador.

Los portabebés deben ser ergonómicos, es decir, deben respetar la fisiología y anatomía del cuerpo del bebé y del porteador. Debemos recordar que la columna de un bebé esta madurando, no puede mantener la cabeza recta, por tanto es imprescindible no forzar posturas. El bebé no debe ir nunca con las espalda recta, erguida, debemos respetar la curvatura natural de su espalda, su posición fetal natural. También es muy importante tener en cuenta la postura de las piernas, deben ir recogidas para favorecer el desarrollo de la cadera. Las rodillas deben estar más altas que el culito (la llamada forma M o piernas en ranita). Atención a los bebés pequeños, no debemos forzar la posición de sus piernas, debemos recogerlos en posición fetal e ir observando cómo se van sintiendo ellos más cómodos conforme van creciendo”.

En Canción de Cuna (Granada) nos asesoraron sobre portabebés y sillitas de coche. En Jaén podéis contar con la ayuda de aFisionArte, con la fisioterapeuta Virginia Hidalgo como asesora de porteo (por cierto, no os perdáis este finde su jornada de puertas abiertas con ponentes diversos y muy interesantes: “Programa Jornadas de Fisioterapia y Crianza Consciente” l Compartir es construir: #JFCC2018).

Para el porteo, tras probar varias mochilas tanto el papá como la mamá, elegimos MANDUCA (es la que llevamos en la foto de portada y también la que veis más abajo); la cual usamos con nuestro primer bebé hasta aproximadamente los 2 años :). A nosotros nos explicaron que la usáramos hasta que viéramos que las rodillas salían demasiado de la mochila, en este momento le cuelgan las piernecillas y NO es nada recomendable.

Aunque recién nacido no nos apañábamos mucho con la mochila (y eso que lleva su adaptador para recién nacidos), así que nos decantamos por usar un fantástico fular que nos regaló un amigo en Colombia de Ma’Kuna.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s