Mermelada casera de melocotón

En esta casa compramos y consumimos muchísima fruta, y a veces hay piezas que se nos quedan olvidadas y se maduran en exceso. Vaya, que se empiezan a poner pochas. Así que lo que solemos hacer son mermeladas. Ya hemos probado casi todo lo probable: kiwi, fresa y kiwi, pera y canela, melocotón, ciruela con limón y un toque de curry (esto fue sin querer, pero nos quedó tan rico ¡que hemos repetido!), mango, lulo (¡cómo echamos de menos el lulo!), higo, maracuyá, etc, etc.

Nuestras mermeladas se caracterizan por la poca cantidad de azúcar que les echamos, con lo cual, han de ser consumidas en un periodo de tiempo breve. Normalmente las recetas recomiendan echar, mínimo, la mitad de azúcar que de fruta. Es decir, por 1 kilo de fruta, se echa 1/2 de azúcar. A nosotros esto nos resulta muy dulce, y como no hemos experimentado con otros edulcorantes, le solemos echar 1/3 del peso total. Aunque esto también depende de la fruta; por ejemplo, para frutas muy ácidas como el lulo o el maracuyá sí que solemos echar la mitad de azúcar.

Preparación

TRADICIONAL

Leeréis en muchos blogs que con tan poca cantidad de azúcar salen mermeladas muy líquidas y sin cuerpo, pero nosotros hemos encontrado el punto de cocción lenta que evita esto:

  • Una vez pesada la fruta y la cantidad de azúcar, echamos todos los ingredientes en un cazo y esperamos que rompa a hervir mientras removemos con una cuchara de madera. Una vez que hierva, bajamos a fuego medio y seguimos cocinando sin parar de remover hasta que se quede con una textura que se parezca a la consistencia de una mermelada común.
  • Podéis batir la mermelada, o como hacemos nosotros que somos muy fans de los trocitos, machacar mientras removemos bien con la cuchara de madera (la fruta se suele deshacer), bien con el mortero o con el famoso palitroque de mojitos 🙂
ADAPTACIÓN A THERMOMIX®
  • Cortamos la fruta 10 seg. vel  6 y echamos el resto de ingredientes. Programamos 20 min, temp. varoma, vel 1. Si vemos que está muy líquida, añadimos 10 minutos más.
  • Triturar 30 segundos incrementando la velocidad de 5 a 10.

Consejos

  • Tenéis que apartarla del fuego cuando ya la veáis suficientemente espesa, y esto ha de ser antes de que llegue a tener la consistencia de la mermelada que todos conocemos. ¿Por qué? Porque hay que tener en cuenta que, incluso si la echáis inmediatamente después al bote de cristal, sigue cociéndose un poquito más, por lo que siempre quedará un poquito más espesa que cuando la apartamos del fuego.
  • Unas gotitas de limón evitarán que se oxiden y las mantendrán en buen estado unos cuantos días más.
  • En la receta de mermelada de ciruela te explicamos cómo hacer el vacío a los botes.
  • Puedes ver nuestras recetas con mermelada de melocotón y resto de recetas de mermeladas, pulsando aquí.
  • Las mermeladas son geniales para las tostadas, dulces y saladas: sólo mermelada, o con mantequilla, queso, paté,… y elaborar ricas coberturas de tarta, por ejemplo nuestra famosa Tarta de Manzana. Y si es con nuestros panes caseros… ummmm
Anuncios

3 comentarios en “Mermelada casera de melocotón

  1. Pingback: Yogur natural |

  2. Pingback: #Tortitas de avena #sinHarina #sinAzúcar #sinHuevo #sinLeche |

  3. Pingback: Mermelada de ciruela y toque de especias | Cus·Cus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s